Ana Karina Rote, Aunicon Paparoto Mantoro, Itoto Manto

Cuando, encontramos al Almirante Colon extraviado en el mar, él, en lugar de agradecernos el oportuno salvamento y posterior atención a su atormentada y cansada tripulación, este inoportuno y desagradable visitante nos agredió con ofensas y la pretensión de esclavizarnos, asesinarnos y hacernos súbditos de un rey que además de no conocerlo no lo aceptábamos, incurrió en la desfachatez, este soberbio europeo, de amenazarnos con castigos y torturas y hasta con la muerte, sino aceptábamos sus supuestas leyes, las cuales de paso ni siquiera entendíamos, por estar escritas en otras lenguas ajenas a nuestro idioma. Ante tanta insolencia y falta de respeto a nuestra etnia y nuestra entidad geográfica y cosmogónica, le informamos de manera firme y contundente, con nuestro grito de guerra: ANA KARINA ROTE, AUNICON PAPAROTO MANTORO, ITOTO MANTO, que no estábamos dispuestos a aceptar sus pretensiones coloniales, que defenderíamos nuestra Abya Yala con la vida de ser necesario, de hecho la hemos defendido con nuestra propia vida y aún estamos en esa lucha.

Todos en nuestra tierra Abya Yala, conocemos que aconteció luego de esta invasión, de la que fuimos victima. Aunque, nos logramos liberar del yugo directo de estos bárbaros invasores luego de tres cruentos y genocidas siglos de ignominia; en los actuales momentos estamos logrando una segunda libertad o independencia, esta vez de otro imperio que nos viene haciendo la vida imposible desde hace casi doscientos años.

Llegó la hora de, levantarnos con orgullo y gallardía ante la opresión de este nuevo imperio depredador, y lo debemos hacer esgrimiendo nuestras armas acompañadas del orgullo de nuestra casta. Seguro nos impondremos, contra esta gente malvada que ha demostrado ante los ojos del mundo que no esconde una actitud barbará e incivilizada detrás de una careta de hegemonía racial. En contrario, nosotros sí somos gente de bien, es por ello que con orgullo lanzamos al bárbaro nuevo conquistador, nuestro grito de guerra ancestral: ANA KARINA ROTE, AUNICON PAPAROTO MANTORO, ITOTO MANTO (solo nosotros somos gentes, aquí no hay cobardes y aquí nadie se rinde)

Ante los ataques mediáticos que ha venido perpetrando la oposición aglutinada o apiñada en la mesa de ultraderecha y patrocinada por el imperio Yanqui, con la intención de provocarnos para que actuemos en legitima defensa y en consecuencia ellos correr bajo las faldas de las entelequias defensoras delos ddhh internacionales para conseguir, (es su sueño más preciado) que el imperio junto sus lacayos europeos, más su brazo golpeador (La OTAN), invadan nuestra patria seguramente con la complicidad de las naciones unidas. Por ello es, que creemos, se hace necesario darle la importancia pertinente a estos actos agresivos de la oposición, pero sin darle demasiada publicidad como algunas veces le damos.

Debemos ignorar estos perpetradores de los ataques de la oposición, pero hacerlo con trabajo y mas trabajo de inteligencia y policial, pero también con una contundente acción punitiva y, a ésta le sumaremos un amplio despliegue de la información de lo que se haga al respecto, con una gran descripción del delito, la comprobación del hecho, la sentencia y el castigo merecido.

Mantener siempre una actitud gallarda, digna de quien tiene la razón, de quien actúa con la verdad, con la justicia, con el amor y, el respeto por la humanidad y la vida. Todo eso que nos hace cada día mas gente y mejores ciudadanos, lo que nos diferencia de los malvados detentadores del negativo poder económico y, de una supuesta hegemonía racial.

Todas estas fases o etapas se deben publicar ampliamente dentro y fuera del país, para contrarrestar la tergiversación y manipulación, a la cual seguramente serán sometidas, además de ello, se debe hacer una exposición de cada uno de estos casos, en los lugares más conspicuos y visitados, en esos lugares, tales como plazas, sitios históricos, etc.

El estado debe, legislar eficientemente, para mantener bajo control la capacidad conspirativa de la oligarquía, la cual perpetra mediante el uso de sus medios de comunicación. Estas leyes, nos permitirán confiscar todos los periódicos y medios de comunicación audiovisuales, a la primera violación de las mismas. Recordemos: el pueblo-soberano es el dueño del poder en una sociedad democrática protagónica y participativa, y por ende todos los medios de comunicación deben estar en manos del pueblo.

Proponemos no tenerle miedo a esto, porque nosotros queremos una sociedad nueva, y ésta debe estar conformada por nuevos hombres y mujeres, y en socialismo. El ejercicio de la más mínima práctica capitalista nos contamina el proceso. Por ello es que, de la manera más simple y sencilla aconsejamos que, hagamos todos los esfuerzos y nos atrevamos sin miedo a hacer los cambios pertinentes, para conquistar el buen vivir que pregona el presidente Chávez, practicada sin vicios ni mañas capitalistas.

Así que aparte de ignorar la oposición para que se disuelva sola, debemos prepararnos para una trabajo intenso pero gratificante y que no es otro que la enseñanza y adiestramiento del pueblo, para utilizar de la mejor manera posible las dignas herramientas del socialismo para procurarnos la mejor de las vidas, en Socialismo con nuevos y mejores paradigmas y valores como lo soñó nuestro Libertador Simón Bolívar

Ellos –la oposición- tienen un bastión en la prensa imperial en el extranjero, y los gobiernos imperiales y arrastrados a los mismos, pero nosotros, pueblo revolucionario venezolano, tenemos a nuestro favor a los pueblos de esos países, ahora mismo lo están demostrando en Europa África Asia, y América Latina. Solo que nosotros los pueblos latinoamericanos debemos unirnos para contrarrestar y derrotar al imperio y adláteres, en esta etapa inicial luego avanzaremos con nuestras banderas libertarias, hacia el resto del planeta.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!

¡VIVREMOS Y VENCEREMOS!

¡PALANTE COMANDANTE!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7208 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a129151.htmlCUS