Como se ejecuta un proyecto

Decía un experto en la ejecución de proyectos, que estos tenían una secuencia: Entusiasmo, desilusión, pánico, ira, búsqueda del culpable, castigo del inocente, honor y gloria a los que no participaron. Parece un chiste pero la experiencia en esta materia me hace pensar que en muchos proyectos esta máxima se cumple a cabalidad. 

El éxito de un proyecto se basa en parámetros conocidos: concepción, planificación, recursos, equipo de trabajo, normas, supervisión y control de calidad y costos. Esto aplica en general a proyectos de cualquier naturaleza, ya sean ejecutados por el gobierno o por particulares. 

Un proyecto debe estar bien concebido, es decir hay que tener claro que se persigue con el mismo y cual es su alcance: por ejemplo construir 1000 casas para la clase media de un determinado tamaño. 

Debe poseer un plan: por ejemplo el proyecto será ejecutado en tal sitio, en un periodo determinado y con un valor por vivienda de tanto. 

Debe tener recursos financieros disponibles: Por ejemplo un préstamo bancario, o un aporte presupuestario en caso de proyectos del gobierno, o un aporte financiero de los dueños del proyecto. 

Debe tener unos procedimientos y normas de ejecución: Por ejemplo el proyecto será licitado pública o privadamente, será ejecutado por contratistas nacionales o extranjeros, los materiales que serán utilizados tendrán el siguiente origen etc. 

Debe tener un equipo de trabajo dedicado exclusivamente a la realización, control y supervisión de las obras: por ejemplo un gerente del proyecto, un planificador, un contralor, un jefe de compras y un jefe de ordenación de pagos y claro  un administrador de contratos, entre otros miembros del equipo de trabajo. Todos con experiencia reconocida en la materia. El equipo de trabajo debe tener claro a quien reporta y quien es responsable directo del proyecto.  

La ausencia de cualquiera de estos parámetros originara retrasos, fallas de calidad, reclamos contractuales y por consiguiente un fracaso total o parcial del proyecto. 

En el caso de proyectos emprendidos por el gobierno, deberá tener apoyo político, es decir los recursos presupuestarios deben estar debidamente aprobados y disponibles, al igual que la permisologia respectiva, pero esa política debe estar ausente en los procesos de ejecución. Es incompatible la política con la eficiente actuación de los cuerpos técnicos. La política es para apoyar el proyecto, pero no para intervenir en su ejecución, lleva al fracaso del mismo.  

Al contrario de lo que se cree, licitar gana tiempo, por cuanto permite establecer los valores mas satisfactorios del proyecto, así como los tiempos de ejecución y la calidad de las obras. El tiempo que pueda transcurrir en el proceso de licitación, se gana en ejecución de las obras bajo parámetros contractuales estrictos, normas de calidad establecidas y responsabilidades de las partes claramente determinadas. La empresa privada licita y también negocia directamente con varios contratistas en base a un presupuesto determinado. Generalmente sus proyectos son exitosos. En la administración pública, la licitación modera la tentación de actos de corrupción, mediante la transparencia de los procesos.

Las licitaciones permiten seleccionar al mejor contratista y los mejores precios, y las normas establecidas previamente permiten concluir el proyecto en tiempo, calidad y costos, lo cual es la meta de toda gerencia de construcción bien establecida. 

Las personas encargadas de ejecutar los proyectos que el Presidente Chávez ordena, deberían conocer y aplicar estas y otras normas más avanzadas, relativas a la realización de los proyectos que emprenden, principalmente en el plan de vivienda nacional, el éxito estaría garantizado.  

[email protected]

Puerto La Cruz  26 de abril de 2011


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9765 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carlos Carpio


Visite el perfil de Carlos Carpio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a122185.htmlCUS