Ley organica del poder público nacional

- Presidente Chávez: métale el ojo, porque pretenden coartar la participación -

El proceso revolucionario requiere un reimpulso. Los vicios de la cuarta república continúan activos y los movimientos revolucionarios han sido penetrados por ellos. Los enemigos de la revolución se han propuesto penetrarla con el fin de debilitarla y vencerla. Es necesario avanzar decididamente desde la democracia representativa hacia la democracia participativa y protagónica. El Municipio es la instancia más adecuada para adelantar ese proceso.

El proceso constituyente no ha terminado. Al contrario, hemos definido un nuevo ordenamiento jurídico general, pero las estructuras y la cultura siguen empapadas por la cuarta republica. Cúpulas antidemocráticas se están apoderando de las instancias de decisión. La Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela nos exige una serie de cambios revolucionarios.

La legislación nacional está en proceso de cambio. La Asamblea Nacional tiene una gran deuda con el país, un retraso de meses en la aprobación de las nuevas leyes. Tenía plazo hasta el año 2000 para aprobar la legislación que desarrolle los principios constitucionales sobre el Régimen Municipal (Disposición Transitoria Cuarta, 7mo aparte). La Ley Orgánica del Régimen Municipal vigente (1989) contradice los lineamientos fundamentales de la Constitución, y está en proceso de derogación: la Asamblea Nacional discute actualmente el proyecto de Ley del Poder Publico Municipal, que la sustituirá (cuatro propuestas introducidas desde 2000, pero ha habido muy poca actividad en los últimos dos años). Los mecanismos de participación protagónica que exige la Constitución no han sido legislados, y los proyectos de Ley Orgánica de Participación Ciudadana (en igualdad de condiciones que la Ley del Poder Público Municipal) y de Ley de Contraloría Social (aún no se ha introducido proyecto) están aún estancados. Esto representa una verdadera traba en el desarrollo democrático de los municipios.

En la Asamblea Nacional se han manejado varios proyectos de Ley del Poder Público Municipal. Entre ellos, uno presentado por los Diputados Denis Peraza, Ismael García, Asdrúbal Salazar, Simón Escalona Nelson Ventura y Guillermo Fuentes, que me parece excelente, ya que contempla todos los niveles: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Planificación, Control de Ejecución, Poder Ciudadano, y lo que es muy importante, los niveles municipal, parroquial y comunitario. Se prevén nuevas instituciones, como la Junta Comunal, las Asambleas de Ciudadanos, los Consejos de Paz, la Contraloría de Ejecución de la Gestión y en todo el texto se apunta a la participación comunitaria. Contempla un aspecto fundamental, como es la parte ideológica: la escuela de formación “Árbol de las Tres Raíces”. Pero este proyecto fue engavetado.

Por otra parte, se manejó otro proyecto, presentado por los diputados Darío Vivas, Jesús Oduber, Cilia Flores, Imad Saab, Nelson Ventura y Simón Escalona que a mi juicio, es la misma Ley Orgánica del Régimen Municipal adaptada. De hecho, así lo dijo el diputado Darío Vivas en una entrevista. No hay cambios revolucionarios, salvo el principio constitucional de que cada municipio debe adaptarse a sus condiciones. No veo como se propicia la participación protagónica en ese proyecto.

Lo preocupante es que ese segundo proyecto parece ser el escogido. Así se puede ver en Internet. De ser así, la participación popular se vería nuevamente restringida. Los cogollos que se han apoderado de la dirección de las instancias de poder continuarían secuestrando las decisiones. Por eso, Presidente Chávez, métale el ojo a la Ley del Poder Público Municipal, así como a la Ley de Participación Ciudadana.

Leopoldo Alberto Cook y Antonorsi
C.I. 3.187.306
Telef: 0414-282.9683
05/02/05



Esta nota ha sido leída aproximadamente 16159 veces.


VE N