El bolívar versus el dólar

El bolívar versus el dólar
por Jairo Larotta Sánchez (*)

El problema monetario y las sucesivas devaluaciones del bolívar frente al dólar estadounidense atrajeron mi atención. Son puntos demasiado importantes solo para dejárselo a los economistas. Por eso varios ingenieros como Eudes Vera, algunos economistas con sus ideas bien claras como Manuel Martínez y otros profesionales de diversas especialidades, nos agrupamos en la Asociación Civil Defensores del bolívar para rescatar el valor adquisitivo de nuestra moneda. Veamos algo de historia de nuestra moneda que he tomado de apuntes publicados por José Mier Hoffman.

Mientras el Libertador gobernaba en América, el signo monetario se fortaleció de tal manera, que sacó de circulación a las monedas extranjeras. La moneda de plata bolivariana, contaba para su fabricación con toda la plata del Potosí y las minas de oro de Guayana. El Libertador se podía dar el lujo de emitir billetes con el respaldo del “Patrón Oro y Plata”. Así nació el “bolívar” como la moneda más sólida del planeta, que se cotizaba a la par y la gloria del Libertador. El Padre de la Patria en su concepción macroeconómica, trabajó por la justa distribución de la riqueza, como la única fórmula para mitigar la miseria: rompe con todos los esquemas tradicionales de “productividad controlada por los poderes económicos”, al incentivar la incorporación de la masa trabajadora al sistema de micro-finanzas, para generar una dinámica económica de oferta y demanda, basado no en el consumo desmedido (semejante al que nos trata de imponer el neoliberalismo), sino sustentado en la productividad, la independencia económica, el incentivo a las exportaciones, control de las importaciones, y un sistema monetario sustentado en inmensas reservas en metales preciosos. Para fortalecer aún más el signo monetario, el Libertador incorpora al “patrón oro y plata” las inmensas riquezas mineras del país. Simón Bolívar decretó en 1829: “Las minas de cualquier clase corresponden a la República”. Este Decreto constituye las raíces de las Leyes de Minas e Hidrocarburos de los países bolivarianos, y el fundamento de la nacionalización petrolera venezolana de 1976. En esa dinámica económica de identidad nacional, gira instrucciones a Páez para reabrir la “Casa de Monedas” que adoptará el “bolívar” como moneda nacional. Ya nada podía cambiar la prosperidad de Venezuela y las otras cuatro naciones bolivarianas. En el año 1827 aparecieron las primeras monedas acuñadas en oro con la efigies de Simón Bolívar, en una emisión especial ordenada por Bolivia. Pero cuando la crisis parecía quedar en el pasado, muere el Libertador, y se entierra también la Tercera República y su gran obra: La Gran Colombia, la prosperidad económica de Venezuela y el sistema monetario bolivariano. En 1832 la “Casa de Monedas de París” en reconocimiento a ese ilustre venezolano, emitió una medalla en bronce con su rostro y la leyenda: “Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiaban de mi desprendimiento”.
El bolívar y el dólar se han enfrentado desde hace ya varios siglos. Vamos a resumir la historia de nuestra moneda que amanece con la Declaración de Independencia en 1811 como un símbolo de nuestra autodeterminación en materia económica y financiera. Vamos a ver esquemáticamente la historia de la moneda venezolana hasta nuestros días.
• 1811: 1ra República - Se emitieron billetes de 1, 2, 4, 8, 16 “pesos” sin respaldo
• 1813: 2da República – Se acuña la “macuquina de plata” y se convierte en la “morillera” a la caída de la 2da república.
• 1821: 3ra República - Se decreta la Ley de Moneda de Venezuela, se emite el “peso de plata” y salió de circulación el dólar. El peso estaba respaldado por la plata del Potosí y el Oro de Guayana y era más fuerte que el dólar.
• 1829: El Libertador decreta el “bolívar” como moneda nacional y se acuña en oro con la esfinge del Libertador.
• 1830: 4ta República - Páez prohíbe la acuñación en Venezuela y adopta el dólar como moneda legal de circulación en Venezuela.
• 1842: El Congreso ordena la acuñación en Londres del “peso” con 100 centavos de cobre con el rostro del Libertador
• 1857: José Tadeo Monagas decreta el sistema monetario con patrón oro.
• 1865: El Congreso crea “peso fuerte” llamado “venezolano oro”. EEUU obliga a Venezuela a adoptar al débil dólar como moneda de curso legal. Venezuela acuñaba el “peso fuerte” con oro del Callao.
• 1871: Se acuña en Francia (Barre) el “peso fuerte oro” (con la cara de Bolívar a la izquierda) y “peso fuerte de plata” (cara a la derecha) para evitar las falsificaciones.
• 1879: Guzmán Blanco decretó el “bolívar de plata” con 100 céntimos y prohíbe circulación del dólar.
• 1876, 1882, 1890: Se fundan los Bancos Caracas, Maracaibo y Venezuela – Se emiten billetes de cada banco con respaldo del patrón oro, pero la gente confía mas en las monedas de oro y plata
• 1886: Guzmán.Blanco autoriza a Minera Nacional El Callao a acuñar el “bolívar oro” llamado “pachano” por Jacinto Pachano, director de la Casa de Monedas. Circula en Venezuela las monedas de oro y plata.
• 1918: El Congreso decretó el “bolívar oro” igual a un dólar oro. Con la aparición del petróleo (explosión del pozo Barroso II) el bolívar supera en fortaleza al dólar. Todos quieren invertir en Venezuela, gran bonanza.
• 1929: Juan Vicente Gómez devalúa el bolívar a 3,90 por dólar por sugerencia de EEUU que hace campaña para devaluar el bolívar, dado que ellos sufren una severa crisis en la Bolsa de NY, y requieren petróleo mas barato.
• 1937: Se revalúa el bolívar a 3,35 por dólar por su gran fortaleza. Se mantiene 23 años el bolívar con cambio fijo. Venezuela es el único país con monedas de plata en circulación.
• 1961: Betancourt devalúa a 4,30 bolívares por dólar, se mantiene estable por 22 años más. Venezuela en siglo XX tiene 45 años con la moneda con cambio estable (record mundial) por su gran fortaleza, por su respaldo en oro.
• 1983: Por el gran endeudamiento de Venezuela, el Viernes Negro Luis Herrera devalúa el bolívar a 7,50 por dólar. Desde aquí hasta el 2004 continuarán las devaluaciones hasta el 58000 % (record mundial) pasando por varios controles de cambio, libre flotación y fuga de capitales que generan desequilibrios e inflación.
• 1999: 5ta República – Continúan las devaluaciones e inflación a pesar de gran respaldo petrolero y minero del bolívar.
• 2002: Fuga de capitales por golpe de estado (Abr02) , petrolero y financiero (Dic02-Mar03). Se devalúa 30% hasta 1230 bolívares por dólar.
• 2003: A pesar que Venezuela declara las mayores reservas petroleras del planeta y las mayores reservas de gas del hemisferio se establece control de cambio fijo a 1600 por dólar devaluando 30%, para detener la fuga de capitales realizada por la banca privada. Venezuela con la inflación más alta del hemisferio motivado a la fuerte devaluación.
• 2004: Se devalúa el bolívar un 20% adicional en Feb04, para llevarlo hasta 1920 por dólar, por subestimación a 18,50$ por barril, generando un déficit artificial en la Ley de Presupuesto. En contraposición se produce record de ingresos petroleros a más de $35/barril en promedio todo el año 2004. El precio mundial llega a 55 $/barril y las compañías petroleras internacionales declaran que no invertirán en exploración y explotación, si el crudo baja de $25 el barril.
• 2005: Se piensa devaluar 12% hasta 2150 por dólar, por subestimación de ingresos petroleros a $23 en la Ley de Presupuesto de 2005 que genera un déficit artificial con un endeudamiento innecesario. Los pronósticos son que seguirá la bonanza petrolera con límite inferior en la banda de precios OPEP de $30 por barril. Propuestas de revaluación a 1600 por dólar son desoídas por la Asamblea Nacional.

Durante el siglo XX, el auge en la circulación monetaria tanto en los billetes como en las acuñaciones de oro y plata, trae también un aumento de las reservas en oro, razón por la cual en la Constitución del 24 de junio de 1918, decretó como unidad monetaria nacional: el bolívar de oro. Todos querían invertir en Venezuela, y se inicia una migración de personas de todos los rincones del planeta. Esta prepotencia de Venezuela, que no se veía desde la época de Simón Bolívar, alerta a los Estados Unidos con su escuálido dólar. Para fines de 1929, se genera una crisis política en Venezuela financiada por los norteamericanos con apoyo de la prensa escrita. La campaña logra una devaluación del bolívar frente al dólar, ante un público que acudía a los bancos a cambiar su dinero. La paridad cambiaria se fija a Bs. 3,90 por dólar. Pero tales eran las reservas de oro e ingresos petroleros que tenía el país, que el “bolívar” se revaluó en mayo de 1937, para ubicarse a Bs. 3,35 por dólar, patrón cambiario que se mantuvo inalterable por 23 años, como un record en las finanzas de una nación.
En 1960 Venezuela es la envidia del mundo: mientras el dólar estadounidense, la libra esterlina inglesa, el yen japonés, el marco alemán, y el franco francés, que constituían las naciones más poderosas del planeta fluctuaban en el mercado cambiario, el “bolívar” venezolano no sufría ninguna variación. Era común oír en los mercados internacionales: todos bajan menos el bolívar. Era un lujo que ningún país se podía dar. Venezuela era el país más sólido del planeta y con el orgullo de ser el único país que tenía monedas en plata. Nuevamente Estados Unidos fija su estrategia contra de Venezuela, y a principios de 1961, ante una crisis coyuntural en los mercados petroleros mundiales, el gobierno de Rómulo Betancourt establecer un control de cambios para devaluar el “bolívar” en 4,30 por dólar; y la plata que caracterizaba el material por excelencia de nuestras monedas, fue sustituida por el níquel. Pero aún así, la fortaleza del “bolívar” es incuestionable en los mercados mundiales y nuevamente Venezuela impone otro record de 22 años sin fluctuación monetaria frente al dólar; que sumado a los primeros 23 años, pasamos a la historia universal de todos los record, como el único país que ha logrado una estabilidad invariable de su moneda por 45 años con apenas una variación de 0,95 en su valor monetario.
En cuanto a la economía norteamericana vamos a señalar algunos tips. El 62% de los productos que consume el norteamericano medio los fabrica China. EEUU se ha convertido en un intermediario de productos elaborados con mano de obra barata. En el sector alimentos, ellos subsidian el 40% y más, de todos los rubros alimenticios para el consumo interno y para inyectarlos (“dumping”) en los países latinoamericanos y así destruir la producción criolla de alimentos y someterlos a la dependencia de la agroindustria de puerto por importaciones de los EEUU. Por otro lado, la mano de obra norteamericana se ha hecho muy costosa, a tal punto que ellos solo se dedican a subcontratar la fabricación en los países asiáticos y latinoamericanos, donde las materias primas y la mano de obra son más baratas. La producción interna norteamericana está en franca caída por sus altos costos que no le permiten competir. Para ello enfocan su estrategia a producir devaluaciones endeudando a esos países (década de los 70 y 80) con créditos blandos otorgados por el FMI y BM, con plazos muertos y grandes comisiones para los gobernantes de turno. Esas deudas se han convertido en impagables y así someten a los países con las recetas del FMI para empobrecer aún más devaluando sus monedas. La fortaleza del dólar está respaldada solo por la fuerza militar, porque de resto no vale lo que dice valer. Por eso los EEUU invierten en la industria de la guerra. Han guerreado toda la vida, para dominar. En Venezuela nos cansamos de que ellos nos dominen.

¿Cual es el respaldo del dólar? Hasta los años 60 era el oro de Fort Knox, y después EEUU declaró que sería la producción industrial. Resulta que EEUU emitió mucho dinero sin respaldo que requería soporte por la expansión internacional y por la gran deuda interna motivada al “Social Security” que tiene mas egresos que los aportes de los ciudadanos, por el aumento de la vida promedio. EEUU utilizó la producción industrial de su país para respaldar al dólar, pero allí incluyó la producción industrial de otros países donde había invertido como por ejemplo Japón y Alemania. Además incluyó la mano de obra de los productos "maquilados" en los demás países asiáticos. Eso constituyó un fraude gigantesco (al tomar mano de obra extranjera) que pudo ser soportado por el poder militar y sobretodo porque el dólar fue impuesto como unidad de cambio para las operaciones internacionales del comercio, creándose el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, donde todas las monedas fueron referidas al dólar. Así además, las reservas internacionales de cada país se depositan en los grandes bancos estadounidenses, por lo cual esos capitales respaldaron además al dólar, sin ser producto de la economía estadounidense. Esta situación se ha sostenido hasta el presente. La deuda interna de los EEUU es impagable no obstante ellos la eliminaron pasándola a "cuentas de orden" en los balances de la nación, para que no afecte la economía anual interna de ese país. Es un truco contable de vieja data. El ciudadano norteamericano medio cuando muere deja en promedio deudas por 5 años que las absorbe el sistema. Los estadounidenses compran vivienda solo cuando se jubilan, porque antes no pueden porque no saben donde conseguirán trabajo. Ellos viven arrendando la vivienda, los automóviles. Ellos viven en una sociedad de consumo. En cambio aquí en Venezuela la gente si capitaliza sus gastos, compran los carros, las casas, los apartamentos, etc. Quizás individualmente nosotros los venezolanos somos más capitalistas que los estadounidenses, porque tratamos de capitalizar nuestro dinero en vivienda propia, carro propio, nada alquilado a menos que sea estrictamente necesario.

Nosotros los venezolanos tenemos una moneda sólida y lamentablemente referida al dólar que nos arrastra en su caída con la anuencia de nuestras autoridades monetarias del BCV. Creo que nosotros los venezolanos debemos ponerle la lupa a esta situación anómala que nos ha perjudicado los últimos 20 años. Ahora es posible que parte de nuestras reservas sean convertidas a euros mientras el Bloque Suramericano genera una moneda común . Desde 1983 hasta el presente se ha devaluado el bolívar el 58000% sin ninguna justificación. Se creó una sociedad de cómplices aquí en Venezuela, que han vivido y viven de las devaluaciones. Todos han sacado sus capitales a los bancos estadounidenses para "protegerse" de esas devaluaciones, pero ligan nuevas devaluaciones para traer esos capitales con altos rendimientos sin riesgo alguno. Esa sociedad de cómplices incluye a copeyanos, adecos, comunistas, masistas, chavistas, independientes. El único partido que agrupa a esa sociedad de cómplices que ligan las devaluaciones es el "partido del dólar", o sea es el “partido del dinero”, que no tiene patria. Pero resulta que la realidad es otra. El dólar está en franca caída y nuestra moneda se seguirá fortaleciendo porque ahora no podrán sacar los capitales como antes con la "libre" convertibilidad. El bolívar tiene un gran respaldo por las reservas probadas de hidrocarburos y oro, que llevándolas a dólares devaluados superan los 50 billones (10 elevado a la 12) de dólares a precios actuales. Se repite la historia y las agresiones del dólar contra el bolívar no se hacen esperar.

A Venezuela no la han podido reventar como lo hicieron con otras naciones porque somos un país rico en petróleo. Por eso los EEUU utilizaba los quinta columnas meritocráticos de PDVSA (la vieja) y utilizan todavía a los quinta columnas que quedan en la oposición, auspiciando las devaluaciones, a pesar de tener Venezuela altas reservas internacionales y deuda externa baja. Esas conspiraciones contemplan comprar o convencer a ministros de finanzas, presidentes y miembros del BCV, economistas educados bajo los esquemas neoliberales las escuelas de economía de Chicago. Pero a pesar que llegó Chávez y la revolución bolivariana, que persigue la independencia económica y el humanismo (beneficio de las gentes), todavía persisten entuertos que se infiltran y pretenden devaluar, con el consecuente premio de ganar con el cambio de la devaluación, lo que esos grandes capitales de venezolanos afuera no se ganarían con el negocio mas rentable que pueda existir. Mientras tanto, las devaluaciones nos desangran la economía interna y perjudica a todos quienes vivimos en este país con la inflación, sin que más nadie chille o proteste. Los economistas y planificadores venezolanos que están en funciones de gobierno no dicen que la principal causa de la inflación es la devaluación. Por eso es que en la Asociación Civil Defensores del bolívar nos hemos avocado a esta lucha, que de paso no nos reporta ni un solo bolívar de beneficio, todo lo contrario, nos produce gastos de nuestros modestos recursos, pero los hacemos con gusto y por amor a Venezuela.

El déficit actual de los EEUU es 27 veces más grande que la deuda externa venezolana. Si queremos hacer una comparación mas justa debemos referirnos a la deuda per cápita, o sea dividiendo la deuda entre el número de habitantes de cada país. En este caso la deuda para EEUU tenemos 650 MMM $ / 280 MM hab = 2321 $/hab. En Venezuela tenemos que la deuda es 24 MMM $ / 25 MM hab = 960 $/hab. Como vemos nuestra deuda per cápita es mucho mas pequeña que la de EEUU (2,41 veces). En cuanto a la capacidad de endeudamiento pudiéramos creativamente estimar que las reservas de Venezuela solo en petróleo llegan a 340 MMM barriles de crudos (sin tomar los 150 billones de pies cúbicos de gas en reservas). Si colocamos un precio actual de $30/barril, tendremos 10,2 MMMM $ o sea 10,2 millones de millones de dólares, que es casi 16 veces la deuda o deficit actual de los EEUU que tiene diez veces mas territorio y población que Venezuela. Si las reservas petroleras las llevamos per cápita, significa que por habitante podríamos endeudarnos hasta 10,2 MMMM $ / 25 MM hab = 408000 dólares por habitante. En otras palabras, nuestra capacidad de endeudamiento solo por petróleo equivale a 408000 / 2321 = 176 veces la actual gran deuda norteamericana, la mayor de todos los tiempos de país alguno.

Pregúntense ahora amigos lectores ¿cual es la moneda más fuerte, el dólar o el bolívar? Evidentemente Venezuela tiene una moneda más sólida que el dólar estadounidense. A pesar de esto algunos economistas nuestros siguen pontificando la devaluación del bolívar evidentemente para debilitar la inmensa fortaleza de nuestra moneda. Así lo hemos visto en las Leyes de Presupuesto de 2004 y 2005. Hoy en día el bolívar es más fuerte que el dólar, aunque usted no lo crea. Ojalá estas palabras sirvan para aclarar a los lectores estas verdades que nadie las dice por la gran confusión ocasionada por la desinformación existente de nuestra economía. Soplan vientos de cambio y Venezuela tiene un magnífico presente y porvenir. El verdadero bolivarianismo comienza por nuestro bolívar, por eso debemos mancomunadamente luchar por el rescate del justo valor a nuestra moneda.

(*): Ingº Civil, M.Sc., CIV No. 8511 e-mail: [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 35544 veces.