Llego la Harina PAN y desde entonces Arepa pa’ to’ el mundo!!!!!

Hace algunos días vi un comercial de Harina PAN, en el que esta marca prácticamente se atribuía la autoría de las arepas y la inclusión de este delicioso manjar de herencia indígena en nuestra dieta habitual.

Ese comercial forma parte de una serie, que han estado transmitiendo el grupo de empresas Polar cambiando el habitual y acostumbrado patrón de comerciales destinados al disfrute de su producto bandera, la Malta Polar. Desde hace bastante tiempo el target comercial de las empresas Polar se enfocaba directamente en el consumo de la Malta Polar, dado que nuestra legislación prohíbe en Televisión abierta, la exhibición de comerciales de Cerveza.

Este comportamiento de los comerciales está explicado principalmente en su objetivo primordial, la venta de cerveza, al inundar el mercado de comerciales alusivos a la malta con un énfasis principal en el target juvenil, y básicamente en los escenarios deportivos (no existe deporte a nivel profesional, no hay campeonato nacional o internacional en el que no aparezca la famosa malta retratada con los jugadores protagonistas), con esta omnipresencia adicional a la figura y color de la botella (similar al de la cerveza), están matando dos pájaros de un tiro el enganche de la marca en los jóvenes y de paso la promoción subliminal de la cerveza; ¡tremendo negocio, no!

Sin embargo, en días más recientes, y casualmente a partir de la nacionalización de los galpones Polar en Barquisimeto, esta empresa ha emprendido una campaña comercial que causa mucha suspicacia, dado que no está dirigida a la venta de un artículo en particular, sino dirigida a exaltar la imagen de la empresa y sus propietarios, exaltando la inversión en equipos, aditamento y elementos deportivos, para un segmento de la población y la presencia de su infalible y omnipresente sistema de distribución en nuestro país, con el lema de “Si se puede”.

Esta propaganda va dirigida directamente a cambiar el esquema mental de la distribución de los recursos productivos y su lugar en cuanto a la lucha de clases, es decir, cambiar la imagen de explotador y poseedor de las exorbitantes ganancias obtenidas por la inmensa plusvalía de sus trabajadores y convertirse en los héroes empresariales gracias a los cuales es posible el desarrollo del país. Lo que es más evidente, se prepara el terreno psicológico del consumidor de su producto para que aborrezca todo cuanto sea negativo para el desenvolvimiento de la empresa, inclusive cuando el desenvolvimiento de la empresa atente contra el consumidor mismo.

Dios = Polar y el Diablo = Estado Regulador.

Aquí comienza el cambio de mentalidad y comenzamos a observar lo que se llamará el mundo al revés, donde el explotado está feliz de serlo y defiende al explotador a capa y espada.

A partir de ese momento y preparando el terreno político para una supuesta “tercera vía” en la política venezolana, poco a poco se va perfilando la Polar en manos de su principal Accionista Lorenzo Mendoza, como actor político presidenciable para una eventual campaña en 2012!!!! Viendo esto, ¿cuál sería la bandera de esa posible campaña política?; lo que es seguro es que esta no puede venir de manos de la cerveza, su producto líder en ventas, ni tampoco de la malta, recordando el mensaje subliminal en la similitud de ambas botellas.

Aquí es cuando aparece la estrella del momento, la harina Pan, a partir de ese momento, y tras vivir etapas críticas con una escasez creada, de dicho producto, la harina pan, sale remozada en diferentes presentaciones y como abanderada de la posición política de las empresas polar.

De un momento a otro, ya la Malta Polar no era más patrocinante de equipos deportivos, dejo de involucrarse como producto deportivo y fue sustituido en este puesto por la harina pan, ahora harina pan te trae los entrenadores del real Madrid para una clínica con niños, ahora harina pan es deporte y hasta el tradicional goooooooollaaaazzooooo Maltín Polar de los mundiales de futbol, fue sustituido en el mundial Sudáfrica 2010 por el goooooool de harina pan!!!!!

Este cambio se debe a una estrategia que como siempre va más allá de lo que nuestra simple vista puede ver; la sociedad que se pretende conquistar es la venezolana, es decir, hombres y mujeres de maíz, que como tradición ancestral trabajamos y comemos maíz; una sociedad en donde los muchachos nacen con una arepa debajo del brazo y donde la arepa es el principal representante de nuestra gastronomía y de nuestra identidad nacional!!!!

Poco a poco y subliminalmente, adherido al poder económico y mediático, perfumando de podredumbre todos los esfuerzos del gobierno nacional por asegurar la arepa de cada venezolano, se va colando el mensaje!!! Cuida la arepa porque sin polar no hay Harina Pan!!!

Este mensaje se va desplazando en las disociadas mentes de algunos de nuestros co-terraneos y comienza el desbarajuste mental y la escalada reversiva (el mundo al revés hace su aparición) que hace de esta Revolución una lucha en contra de la oligarquía, que a su vez, lucha en contra de nuestras raíces más profundas.

Este apego nuestro por la arepa lleva a los publicistas y asesores de imagen del señor Mendoza a plantearse como vía para acceder al poder incrustarse en el corazón del pueblo y que mejor manera que hacerlo a través de la Arepa!!!!

Entonces se encargaron mediante una burda manipulación mediática de 30 segundos de duración, de ridiculizar la preciosa y muy sabrosa manera original de hacer la arepa pilando el maíz tierno y luego moliéndolo, por más que ellos lograron precocer el maíz y con ello crear la harina, nunca va a tener el mismo sabor de un fogón de leña y de una arepa de maíz pilado!!!!!

Dieron cifras extrañas de crecimiento de los cultivos y la ingesta del maíz, y de fomento del empleo a través de la industria maicera!!!! Lo que nunca te dicen es que para posicionarse en el mercado previamente llevaron a la quiebra a las tradicionales moliendas comunitarias donde se molía el maíz con el que preparaban las arepas nuestros abuelos, antes que Harina PAN les “facilitara” la vida!!!!

No te dicen que aún cuando mi abuelo amaba sus arepitas de maíz pilado, tuvo que acostumbrar su paladar al sabor de la harina pan, o panaharina como el mismo le decía, porque ellos se encargaron mediante guerra sucia y malintencionada de terminar la industria de las moliendas y poner toda la producción de maíz posible para sus propósitos, es decir crear y mantener hasta nuestros días el monopolio más lucrativo de este país… el de la arepa!!!!

Llego Polar y desde entonces ¡Arepa pa’ to’ el mundo!, yo te aviso!!!!!

Pan por aquí Mendoza!!!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3134 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a105316.htmlCUS