El 21 de junio del 1966…Le dieron muerte

En ocasión de haber estado presente en el bonito acto de juramentación de las Patrullas por parte del General García Carneiro Gobernador y Jefe del Comando Campaña del PSUV en Vargas, evento celebrado en el Club Aeropuerto de Catia la Mar y en el que estuvieron presentes los compañeros candidatos por el estado Vargas a la Asamblea Nacional, se me vinieron a la mente recuerdos históricos a la vista y discursos de estos, por ejemplo; que “a dedo” eran designados los candidatos a diputados al Congreso Nacional durante el “Reinado” de la  fase final de la Cuarta República (Recuérdese que esta se inicia en el año 1830 con el desmembramiento de la Gran Colombia y la muerte del Libertador, el General Bolívar) y las traiciones a los intereses del pueblo que han realizado muchos diputados electos por ese mismo pueblo.

Luego del derrocamiento del gobierno dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez en enero del año 1958 se generó en los sectores populares del país una gran expectativa de cambios revolucionarios para la conducción del país que venía arrastrando una larga secuela de gobiernos militares conducidos por hombres a caballo y cuyo último representante fue Juan Vicente Gómez, quien tomó el poder, traicionando a su compadre Cipriano Castro, patriota y nacionalista, en el año 1908 impulsado y apoyado por el gobierno de los Estados Unidos e iniciando así una larga era de entreguismo y oscurantismo servil a los intereses del norte fundamentado en el robo del petróleo.

Es a la muerte de Gómez en el año 1935 que se inicia  con el gobierno del General Eleazar López Contreras un proceso dirigido a la implantación de la Democracia. Es por esto que en la lucha contra la Dictadura de Pérez Jiménez que se inicia en el año 1952 intervienen diversos factores de la sociedad que mantenían como objetivo: la Democracia.

En los tiempos oscuros de la dictadura se conformó un equipo clandestino de hombres y mujeres denominado “Junta Patriótica” que dirigían la lucha contra esta, entre estos hombres descollaba la figura de un joven llamado FABRICIO OJEDA que era presidente de esta junta, además: periodista, que trabajaba para el diario El Nacional y estaba destacado en el Palacio de Miraflores. Es preciso señalar que, siendo Fabricio Ojeda presidente de ese organismo de lucha, muy valiente y osado fue en trabajar precisamente en Miraflores.

Cuando es derrocado Perez Jiménez en año 58, se convoca a elecciones, las cuales se dan en Diciembre del año 1959 y son ganadas por el partido Acción Democrática, que era una organización popular y en ascenso entre el pueblo ya que proclamaba la revolución social y la democracia. También llegaron al congreso, por el voto popular, muchos de los dirigentes de la lucha contra Pérez Jiménez, entre estos: llegó a diputado el legendario Fabricio Ojeda.

El gobierno de Acción Democrática, dirigido por Rómulo Betancourt y que se inició  en el año 1959, significó una gran decepción y engaño para el pueblo venezolano. Se inició persiguiendo, torturando  y asesinando a los trabajadores, campesinos, estudiantes y mujeres que reclamaban el cumplimiento de las promesas electorales, pero lo que no sabía mucha gente es que se habían reunido en la casa del difunto Rafael Caldera (Quinta Punto Fijo) los dirigentes de los partidos A.D., COPEY y U.R.D. para ponerse de acuerdo en eso de no cumplirle al pueblo.

Ya en el año 1960 muchos hombres y mujeres de este valiente pueblo que, como decía el poeta de Paraguaná: “es como un cuero seco; si lo pisan por un lado, por el otro se levanta…..” se alzó en armas contra esa nueva dictadura y la sangre generosa de miles de venezolanos quedó regada en caminos, llanos y montañas de la patria. Es en este contexto que el inolvidable camarada Fabricio Ojeda, siendo diputado, un luminoso día: el 30 de junio del año 1962, leyó ante el congreso una carta que se hizo famosa y de la cual, transcribo dos fragmentos:  “… vengo ante ustedes a expresar la decisión de dejar el Parlamento –este recinto que pisé por voluntad del glorioso pueblo caraqueño, hoy oprimido y humillado–, para subir a las montañas e incorporarme a los compañeros que ya han iniciado el combate y con ellos continuar la lucha revolucionaria para la liberación de Venezuela”

“…Convoque pues, señor presidente, al suplente respectivo porque yo he salido a cumplir el juramento que hice ante ustedes de defender la Constitución y las leyes del país. Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo. ¡Abajo las cadenas! ¡Muera la opresión! ¡Por la Patria y por el Pueblo! ¡Viva la Revolución!”

Y partió Fabricio, a cumplirle al pueblo, a la patria. Fue uno de los fundadores de las FALN. Al tiempo fue capturado, se fugó, volvió a ser capturado y EL 21 DE JUNIO DEL AÑO 1966, LE DIERON MUERTE EN LOS CALABOZOS DE LA DISIP.

¡COMANDANTE FABRICIO OJEDA!....¡PRESENTE Y SIEMPRE CONSECUENTE!

¡HONOR Y GLORIA!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a102760.htmlCUS