A motu propio

De la Batalla Admirable a la Victoria Admirable

Todo está listo para comenzar la batalla por la victoria del 26 de septiembre. Todo está calculado y previsto en esta dura batalla que conducirá sin lugar a dudas a un gran triunfo el día 26 de septiembre. La estructura organizativa ha tenido uno de sus toques finales como fue la juramentación de los 12 mil 471 UBB 200 y que finalizará con la conformación de las patrullas electorales que realizaran la tarea de visitar, convencer y sistematizar a los electores que están aptos para votar en las elecciones del 26 de septiembre. Revisar si el elector tiene la información debida, si el lector se ubicó en su sitio electoral, si el elector necesita ayuda en la oportunidad de salir a votar o si el elector debe ir a votar en una localidad lejos de su vivienda. Todo ello, conforma la información precisa que se requiere para que el día 26 se tenga una victoria contundente y definitiva que permita y abra el camino a la profundización del proyecto socialista de la patria buena y bonita. Ahora bien, una victoria se conquista con el trabajo, la paciencia, la fe y la disposición total en la consecución de los objetivos planteados. Un trabajo que se debe hacer desde la perspectiva de la Unidad integral en donde cada uno de los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela cumpla con su tarea básica salir a votar en unión a la familia y a todos los que de una forma u otra comulgamos con este proceso revolucionario. Para esta batalla decisiva es necesario alejar la duda y las indefiniciones y tener la convicción profunda del triunfo claro, pleno, preciso y contundente. Igualmente, para el cosechar el triunfo es necesario mover la estructura montada con planificación, con estrategias enmarcadas en el espacio y en el tiempo y que permita el monitoreo constante y se pueda corregir lo que se tenga que hacer y fortalecer todo aquello que avance en la obtención del triunfo esperado.

El Partido Socialista Unido de Venezuela, como rezan los Estatutos …nace como una expresión de las luchas y la voluntad revolucionaria del pueblo; será la herramienta política para unir la acción revolucionaria y socialista y llevar a cabo las tareas estratégicas para lograr la felicidad social… Y una tarea estratégica para lograr el avance hacia la consigna máxima de esta revolución que es la mayor suma de felicidad de nuestro pueblo pasa por el triunfo arrollador y mayoritario el 26 de septiembre para ocupar a la Asamblea Nacional. Todo ello, implica un esfuerzo que tiene como centro el proceso revolucionario y que debe ir más allá de las personas y trascender al colectivo bicentenario. A la estructura Estadal y Circuital le corresponde jugar un papel de primer orden en razón de la unidad de todos y todas en esta batalla electoral. Les invito a reunirse y a compartir ideas y acciones que seguramente aseguraran la gran victoria admirable del 26 de septiembre. Ni el triunfalismo ni la auto eficiencia son amigos de estas luchas, es necesario buena dosis de humildad, realismo, honestidad y unidad integral. Patria Socialista o muerte…venceremos…y estamos venciendo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1745 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a102049.htmlCUS